El mar de los 1.000 días

by Leo Boix

Entrar rápido, el cuerpo todo
adentro parálisis, se congela
el día que nos conocimos
tenías sobretodo y de regalo
trajiste el cuadro que te llevó
1.000 días y mar adentro
se mete, lleva y estás vivo
o muerto sin viento la espalda,
manchada en cubierta como
barco como infección de lo que
espero y lo que no llega. Ponete
crema para los lunares, molares.
Brazada respiro, brazada en limpio.
Y lo demás entero, el día que
me trajiste los zapatos porque
los pies eran de regalo, la cabeza
arriba, en la línea recta, adentro
el cuerpo, adentro el cuerpo,
el día que nos cocimos. Afuera y
así, así, el mar de los 1.000 días.

Advertisements