Letras, peripecias

cuentos, poesias, relatos, ideas

Month: October, 2012

Relojes de invierno

 

La tormenta trajo

escarabajos de plata

tanta lluvia

despertó

las plantas trepadoras

se fueron los pájaros

el mar se detuvo

Imaginamos

pequeños dobleces

como cartas roídas

la playa desierta

entre las grúas

despojadas

El cielo se tiñó

del resplandor

sin golondrinas

viento oblicuo

contra

los espejos venenosos

y adelantamos, los relojes

escondidos

para atrás

en los cajones

sin saber

que otro invierno

monstruo

se despertaba

del sueño

de la desidia

 

Advertisements

 

 

 

 

Piano

 

En el sueño, tocaba el piano. Sentada sobre el borde de la chimenea encendida. Tocaba una pieza de Beethoven y las cortinas transparentes con los árboles pelados. Llevaba un pulover de colores, falda de jean. Sonreía. Sonaba la música, la escuchábamos reunidos frente al fuego. Sus dedos, que recorrían las teclas del piano por última vez, bailaban como pequeños duendecitos. En el tiempo, la memoria pasajera del sonido que se aleja. Y a la distancia, las manos van acariciando la melodía que despertó la tarde hacia el pasado. Intentamos levantarnos, dejarla sola, sumida en su despedida. De alguna forma, la saludamos hasta siempre, hasta el próximo encuentro. Ella seguía tocando el piano, a la distancia. Y la sigo escuchando, parece mentira, entre los rincones que no pude desarmar para llevarme a Inglaterra. Fue una tarde de diciembre. Sonaba Beethoven. ¿Te acordás mamá?

Naufragio de otoño

 

Va cayendo la tarde

se apagó el cielo

gaviotas encinta

hasta que el canto

retrase

el intento

del invierno negro

Abre las manos

pájaros

celestes

la cara contra la tierra

en la intemperie

del ocaso

Entre los zapatos

las raíces que se comen

al náufrago

caracoles como mariposas

perlas

roídas

y en el horizonte

el barco

que nos devoró

de a poco