Letras, peripecias

cuentos, poesias, relatos, ideas

Month: June, 2014

Genealogías

 

 

                                                                                                                         a J.L. Borges

 

Buscando por Internet
me encuentro que Boix, alcurniado y antiguo de Cataluña
es originario de Francia
con casa solar en la ciudad de Pau
Mossén Jaime Febrercita
narra en sus canciones de trovadores
que el valiente caballero
Pedro Boix
asistió a la guerra con los demás templarios
tomó el apellido de su divisa
que era un boj verde
sobre campo de plata
Los moros se intimidaban
al ver sus armas
porque les hizo muchos daños
en todos los lugares de la serranía de Binroma
en Alcalá de Gisbert
y en Canet
Sus descendientes fundaron
diversas casas y solares
en todo el principado de Cataluña
uno de los mas antiguos
el que vivió en el valle de Vallfogona
en la bella Puigcerdá, en Gerona
Descendiente de dicho caballero templario, Pedro Boix
fue Bernardo Boix
que pasó a Mallorca a principios del siglo XV
casó en Palma de Mallorca con doña Juana Serralta
y procreó a Andrés Boix
que fue ciudadano militar de Mallorca
prestando grandes servicios al rey don Juan de Aragón
que le premió
haciéndole donación perpetua
de una tercera parte de las escribanías
de aquella real audiencia
con todos sus emolumentos
en virtud del real privilegio de 21 de mayo de 1467
Fue su hijo y sucesor Bartolomé Boix
quien tomó el partido del emperador Carlos V
y se distinguió en la defensa
del real palacio de Mallorca
cuando los amotinados intentaron asaltarlo
acabando en él el apellido
y con el deseo de que éste se conservase
otorgó testamento el 8 de julio de 1529
ante el notario Ramón Llull
nombrando heredero
de todos sus bienes
y del señorío de las escribanías
a su amigo Nicolás Berard y Palau
pero con la precisa condición
de que él y todos sus sucesores
hubiesen de anteponer el apellido de Boix al de Berard
y usar las armas de aquel con preferencia a las de éste
El bisabuelo Boix llegó a Argentina en un barco sin nombre
venía pensando en el Nuevo Mundo
y en los amuletos de la buena suerte
Yo nací años más tarde en la ciudad templada de Quilmes
suburbio del sur de Buenos Aires
donde invadieron los ingleses
y los indios armaron ranchos
de barro y camalotes

Esta historia tan mía

 

 
En la biografía
de mi vida
diré cosas como
sin poder confesarlo
morí tan solo
la vida que me fue indiferente
el libro
tendrá hojas
amarillentas
como si hubiera sido escrito
en otro siglo
lo repartiré entre desconocidos
para que crean que estoy loco
pondré un puesto
en el mercado de los sábados
y leeré página por página
aunque nadie me escuche
en la autobiografía
de esta, mi vida
contaré que días antes de su muerte
mamá me dijo: “Recen por mí”
Y yo le hice caso
y como loco le hablé a los objetos
del más allá
y una noche de verano y luna llena
la vi dormir
tan quieta
blanca transparente
en la habitación de mis hermanas
le pedí que se quedara
pero la oscuridad se la llevó
sin importarle
El libro de mi historia
hablará del pueblo de mi infancia
del calor de diciembre
del jazmín del país
en racimos semi-abiertos
las calles con olor a mojado
y el campo con vacas blanco y negro
que veíamos
desde la ventana del auto
Y cuando se agote la autobiografía
me dedicaré a plantar
árboles frutales
para que la simetría
de lo verde
me transforme
en jardín
exótico
de los trópicos

Asteroidea

 

Esta tarde
bajamos
a la playa
y descubrimos
decenas
de estrellas de mar
naufragadas
nos dio pena tanto desperdicio
de vida
y las fuimos
devolviendo
una por una
a la oscuridad del agua
a algunas
les faltaban
una, dos extremidades
otras se secaban
sin poder evitarlo
las gaviotas
se las iban llevando
semi-vivas
las arrojamos por el aire
hasta verlas hundirse
allá dentro
ojalá les de tiempo
para que la marea suba
y se vayan bien adentro
a poblar el Canal de la Mancha
donde parecen encenderse
cada vez
que las recuerdo

Simetría lateral

 

Al observar el rosal
planta trepadora
los tallos rojos de este año
tanta flor y nos trajo
hojas de un verde
profundo
inusitado
los pulgones
prendidos
agolpados
succionando energía
las moscas se detienen
de a una
para cuando la luz que atrape
los bichos desparejos
pero igual
las ramas se dividen
simetría lateral
y toda la planta que avanza
por esa pared
claroscuro
de pocitos
agrietada
decía que al observar la rosa
noto que me alcanza
crece
cada año
se expande
respira
la veo
formar
el entramado
del tapiz medieval
en el jardincito de atrás
la planta se alarga
trepa
se choca con otras
entrecruza
con los días
que acortan la marcha
y seguirá
allí
para cuando nos hayamos ya ido
la compré en el vivero
abandonado
de Walmer
lo admito: me atrajo
el color casi amarillo
crema espesa
“crece rápido”
me dijo el jardinero de Dover
“pero perfume le falta”
y allí va
en su único objetivo, preciso
indiferente a mí
de multiplicarse
por la medianera
dividirse
llenando más rápido
el tiempo
que me falta
verla crecer
la dirección no importa
diría nuevamente
que observar a la rosa
se parece
-lo juro-
a presenciar el universo
desde el centro mismo
de su pulsión
incandescente