Letras, peripecias

cuentos, poesias, relatos, ideas

Month: February, 2014

Alegoría

 

en la inmediatez

del tiempo

por la ventana

aparecen los zorros

el día fue pasando

despacio

los verderones

vinieron

y se fueron

paró la lluvia

los charquitos

que formaron

entre la lavanda

y el árbol

de manzana

y afuera

el recuerdo

de cuando llegamos

foto

momento

perfecto

sin cielo

leía

que

el

arte

triunfa

sobre

el poder destructivo

del tiempo

los pinzones

y los jilgueros

migratorios

que vimos

en la rama

del arce

y el sol se acomodó

por los edificios de la City

y se hizo

-de repente-

de noche

pero y ayer?

los zorros

andan por

ahí

los imagino

entre las plantas

y la memoria

de esto

ya

perdido

Boreal

 

 

Por la mañana

la playa desierta

los pájaros helados

que siguen

como estatuas

inmutables

mientras cambia

ese color

plumaje

el mar brotó

de todas partes

para traer

malas noticias

en la radio

parlante

la voz

que silencia

el despertar de los otros

campiña expuesta

vendaval

ventisquero

las plantitas apiladas

diagonal

por el huracán

que hondea

los caradrinos

perdidos

tras la tormenta

se acercan

los perros atados

pelo mojado

el humo

de las chimeneas

recién puestas

llenan de lejos

al caminante

se hace largo el invierno

ni aves quedaron

cielo inmenso

pero los sapos

en el fondo del estanque

se abrazan

esperando

y del otro lado del bosque

los brotes

las flores cerradas

los tallos inciertos

tanta desesperación

estática

y el ciclo

que otra vez comienza

 

 

 

Winter Storm

 

 

Los árboles

caídos

el temporal

Atlántico

y la sinfonía

exacta

del agua

que recorta

esta noche

Hollywood

 

Cena en casa de la productora británica Miggi Hood

Acto I

(la casa está en la colina de Hollywood Hills, el taxi se pierde antes de llegar)

hay perfumes de jazmines, de enredaderas exóticas, de flores chinas

Curadora inglesa: -“La ciudad tiene tres cabezas” (nadie la mira)

El productor de la serie animada:- Hay avispas, has mujeres con cola de pescado. Ríe.

El artista: -“Hace falta nieve, música de cascabeles. Preciso coordenadas”.

La anfitriona:- “La comida está servida: Carancho a la California” (algo huele a quemado)

El galerista (recién llegado de Berlín):- “Perdón, no hablo el idioma, me comieron la lengua los camarones”.

El amigo de la productora: “Quisiera ser un automóvil sin ruedas”.

(Se hace de noche, los protagonistas están sentados en la mesa enorme, la piscina sigue iluminada, hay grillos, pero no se escuchan)

La anfitriona: -“Acabo de firmar un contrato, tiene hormigas”.

El artista y la curadora se miran, pero no comprenden. Nadie comprende. Alguien se ha quedado dormido.

Si hubiera mayordomos, servirían cócteles. Pero se han ido a casa.

Salimos por el camino de entrada

el taxi se equivocó, de nuevo.

Huele a fiesta equivocada, a Greta Garbo.

La curadora inglesa: -“Esta ciudad me mata”

Acto II

La casa está iluminada, los invitados se han ido, pero la piscina sigue iluminada.

Fin de la obra

Freeways

 

 

Sunset Boulevard

las casas se esconden

medianeras de Calliopsis

en Mulholland Drive

los jardineros

deliraron

en español

Paradise Cove

 

sobre la playa

los pelícanos

flotan al ras del mar

lo vimos en

películas

las casas de papel

cóctel

Malibú

dibujó

los surfistas

que buscan a Neptuno

Hollywood

en las piscinas

que miran al Observatorio de Griffith

James Dean

sobre el Cañón

los turistas sacan fotos

a la ciudad insana

y desde la Villa Getty

el Heráclito de Lansdowne

Atenas, Diosa de la Guerra

se esconden

el jardín  se llenó de flores

y hierbas etruscas

y pájaros del Paraíso

y cataratas de romero perfumado

todo sucedió

aquí

inesperadamente

a pesar del invierno

 

 

Oda a Los Angeles

 

En el desierto

Sissi que nos guía

hacia las colinas

los coyotes

nos esperan

inquietos

tanto cactus

lagartija

la tierra seca

pocitos

bajo el cielo

sobre

la siesta hamaca

raro

este cielo sin nubes

las aloes se quedaron sin agua

en el camino a Joshua Tree

los autos

persiguen

al corre-caminos

mientras

Anna

se desnuda

detrás del volante

las montañas

de Sierra Madre

van marcando

el ritmo

frenético

de

California

Downtown

virus pool

la gente

no camina

los monstruos abandonados

en las calles de cartón

hay palmeras

Dice el mozo mexicano:

“La peor sequía del siglo”

no importa

el sol

se fue cayendo

por

toda esa inmensidad

del Pacífico