Barco de inmigrantes

by Leo Boix

A Diana Bellessi

El barco que me trajo
había perdido el rumbo
y en lugar
de detenerse
en cada puerto
con faro
como estaba
acordado
cuidadosamente
siguió marcha
por los océanos
desparejos
hacia la tormenta
pasajeros desolados
primera clase
cada vez
más inquietos
ellos
preguntaron
incómodos
el destino
asegurado
la instancia del sueño
desde la cubierta, yo
detenido en el tiempo
miraba las gaviotas
comerse los deshechos
como suspendido del cielo
en la inmensidad
sin horizonte
la gente que amagaba
a despegarse del intento
y el viaje siguió
por arte de magia
sin que estuviera acordado
pero nadie se bajó
porque el ritmo lo marcaba
la tripulación
estática
hasta mi Tía Gracia nació a bordo
y el abuelo Raúl piloteaba
capitán, eslora
camarotes
ensenada
el bisabuelo Ramón y María la siciliana
los inmigrantes
del barco que me trajo
no se detuvieron en ninguna parte
y aquí estoy
como perdido
en este laberinto
de profundidades
que desarmo
con los dedos de esta mano