Boreal

by Leo Boix

 

 

Por la mañana

la playa desierta

los pájaros helados

que siguen

como estatuas

inmutables

mientras cambia

ese color

plumaje

el mar brotó

de todas partes

para traer

malas noticias

en la radio

parlante

la voz

que silencia

el despertar de los otros

campiña expuesta

vendaval

ventisquero

las plantitas apiladas

diagonal

por el huracán

que hondea

los caradrinos

perdidos

tras la tormenta

se acercan

los perros atados

pelo mojado

el humo

de las chimeneas

recién puestas

llenan de lejos

al caminante

se hace largo el invierno

ni aves quedaron

cielo inmenso

pero los sapos

en el fondo del estanque

se abrazan

esperando

y del otro lado del bosque

los brotes

las flores cerradas

los tallos inciertos

tanta desesperación

estática

y el ciclo

que otra vez comienza