Accipiter nisus

by Leo Boix

 

 

El viento engañó a las verbenas

bonariensis

tan estáticas

crecían los yuyos

de entre las piedras

rotas

el gavilán devoraba la presa

aún viva

miramos ávidos

-por la rendija de la entrepuerta-

las hormigas habían formado

palabras

como fórmulas matemáticas

los moscardones

ya bailaban

y el sol

que se había ido

aletargado

nos quedamos como estatuas

hasta que los restos

se vaciaron de formas

y la tarde

dibujó

su momento

imperturbable