Tormenta

by Leo Boix

 

De la pared colgaban

imaginación a secas

las guirnaldas

tapamos

las grietas

porque se venía la tormenta

como sonámbulos

esperamos la noche

o el pasaje del objeto insignificante

había tornado

en breve

tanta inmensidad, de golpe

hasta los jilgueros encendidos

en los ojos

como alguaciles

silenciosos

el cielo encapotado

por suerte

la voz que llegó por dentro

y nos fuimos

de repente