Coleóptero

by Leo Boix

 

Llegó

el tiempo de las libélulas

de los panaderos congelados

en las mesas

de cinco patas

al borde de los precipicios

cantaron los coleópteros y los petirrojos

hasta que se durmió el cielo

llegaron los pájaros sonámbulos

desde las auroras boreales

para leer la hora

de los letreros

sigilosos

y en el London Underground

los pasadizos retorcidos

como venas coaguladas

hicieron trampa

para tragarse a los ogros

Entre los sapos sordo-mudos

brillaban

las piedras preciosas

de la melancolía