Fin del mundo

by Leo Boix

 

En la playa desolada

las gaviotas peregrinas

se han ido

los veraneantes

detrás de las casitas

semiabiertas

las piedras congeladas

los zapatos apretados

Las nubes

siguen quietas

algas sumergidas, porosas

detrás del horizonte

el barco que nos hunde

hacia las profundidades

del abismo

sin palabras

Mientras

el diluvio atlántico

que ha traído

el solsticio de invierno

enredado

entre los

pasajeros oxidados

hacia los vagones

musicales

La gente se

arrincona

para la fiesta

de los muertos

con paraguas

y

los árboles pelados

como sillas de tres patas

que han

perdido

la razón

Así

marcó el instante

preciso

del

fin

del mundo