Mabuse

by Leo Boix

El doctor Therry Morel prepara en su biblioteca desgastada los archivos de Haughton Hall, el listado de cuadros del siglo XVII, toma nota de los manuscritos históricos. Tiene prisa, pero lo distrae el recuerdo de la casa antigua, sus campos hasta el horizonte, los ciervos blancos a la distancia. Lo distrae la memoria del lord, sus hábitos de aristócrata de otra época, los galgos plateados. Acaba de llegar de Norfolk, lleva su portafolio de cuero con los papeles y algunas fotos. Desde su ventana puede ver los árboles de Holland Park y más allá, los techos rojizos de Chelsea y Kensington. La biblioteca del Dr Morel está llena de libros acumulados con los años y en una de las paredes cuelga un retrato de Jan Mabuse, el fondo verde, sombrero rojo. Una mosca se mete en la habitación soleada. Llegó el otoño, pero prefiere pensar en Haughton Hall. En uno de los cajones de su escritorio guarda las pastillas que usará para el final. De todos modos, la colección de cuadros y los archivos de la casa seguirán intactos. Al lord le informarán en algunos días, piensa. Cerrarán las persianas de su biblioteca, vaciarán el departamento atestado de objetos. Apura el trago mientras piensa en los ciervos isabelinos y el amor heráldico que no fue. Desde el cuadro, la mirada del pintor flamenco que lo llama con un extraño gesto de su mano.